Los rellenos nórdicos más ligeros y transpirables

Los rellenos nórdicos más ligeros y transpirables

Cuando se trata de conseguir el mejor descanso posible, la elección del relleno nórdico es crucial. Los rellenos nórdicos son una excelente opción para mantenernos calentitos en invierno y a la vez, permitirnos transpirar para evitar la sudoración nocturna. Sin embargo, es importante encontrar el relleno nórdico que se adapte a nuestras necesidades, en especial si somos calurosos.

En este artículo vamos a hablar sobre los rellenos nórdicos más ligeros y transpirables, ideales para aquellos que buscan un buen descanso sin sufrir el exceso de calor.

Tipos de rellenos nórdicos

Antes de entrar en detalle, es importante conocer los distintos tipos de rellenos nórdicos que existen:

- Pluma y plumón: se extraen de la parte inferior de las aves. Las plumas son más pesadas que el plumón, pero ambas proporcionan un gran aislamiento térmico. Sin embargo, este tipo de rellenos nórdicos no es adecuado para personas alérgicas.

- Fibra: son fabricados a partir de materiales sintéticos y proporcionan una gran ligereza. Además, son hipoalergénicos y fáciles de lavar.

- Lana: procede de la piel de las ovejas, proporcionando una gran resistencia y es capaz de regular la temperatura corporal.

- Seda: son los más ligeros y transpirables, ideales para aquellos que buscan un alto grado de confort.

Los rellenos de plumón y pluma y los rellenos de lana suelen ser más pesados y menos transpirables, por lo que no son los más recomendables si eres una persona calurosa. Por ello, en este artículo nos centraremos en los rellenos de fibra y seda.

Los rellenos nórdicos más ligeros y transpirables

1. Fibra de 80 gr/m2: este relleno de fibra es el más ligero y transpirable que encontrarás en el mercado. Su grosor es de unos 80 gr/m2, lo que lo convierte en el más adecuado para las temperaturas más cálidas. Además, su fácil mantenimiento lo hace muy práctico y cómodo.

2. Fibra de 150 gr/m2: este tipo de relleno de fibra es perfecto para aquellos que buscan un relleno nórdico más cálido, pero sin llegar a ser excesivo. Con un grosor de 150 gr/m2, proporciona un buen aislamiento térmico sin hacer que sudemos durante la noche.

3. Seda: los rellenos nórdicos de seda son perfectos para aquellos que buscan un alto grado de confort. La seda es un material ligero y muy transpirable, lo que lo convierte en el relleno ideal para los meses de verano. Aunque su precio es algo más elevado, su calidad es excepcional.

4. Fibra de 300 gr/m2: este relleno de fibra es el adecuado para aquellos que necesitan un alto grado de calidez, pero todavía quieren un relleno nórdico transpirable. Con un grosor de 300 gr/m2, proporciona un buen aislamiento térmico sin hacer que sudemos durante la noche.

En resumen, si eres una persona calurosa y buscas un relleno nórdico ligero y transpirable, los rellenos de fibra de 80 gr/m2 y 150 gr/m2 son los más recomendados. Si, por el contrario, buscas un alto grado de confort y una gran transpirabilidad, los rellenos de seda son una excelente opción. Y si necesitas un alto grado de calidez, pero no quieres renunciar a la transpirabilidad, el relleno de fibra de 300 gr/m2 es adecuado para ti.

En conclusión, encontrar el relleno nórdico adecuado es imprescindible para conseguir un buen descanso. Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda para encontrar el relleno nórdico perfecto para ti.