Convierte tu cama en un oasis de descanso con el saco nórdico correcto

Convierte tu cama en un oasis de descanso con el saco nórdico correcto Si eres de las personas que valora el descanso y el tiempo en su hogar, seguramente considerarás que tu cama es uno de los espacios más importantes. Y es que ese lugar es el que te brinda el descanso necesario para encarar el día con energías renovadas. Para lograr ese efecto, la clave está en elegir los complementos de descanso adecuados. Uno de los elementos más importantes en este sentido es el saco nórdico. En esta guía, profundizaremos en todo lo que necesitas saber antes de elegir el saco nórdico adecuado para tu cama. Desde los materiales hasta el tamaño y la calidad, te brindaremos todas las herramientas para que transformes tu cama en un oasis de descanso.

¿Qué es un saco nórdico?

Antes de profundizar en los detalles, es importante hacer una breve introducción. El saco nórdico es, básicamente, un cobertor de la cama que cuenta con relleno nórdico y que está cerrado en la parte inferior. De este modo, la colocación es más sencilla y evita que el nórdico se desplace durante la noche.

Tipos de sacos nórdicos

En el mercado, puedes encontrar diferentes tipos de sacos nórdicos. Para elegir el adecuado, es necesario que conozcas los más populares:

Saco nórdico con cremallera

Este modelo es uno de los más populares. El saco nórdico con cremallera permite que la colocación y el cambio de ropa de cama sea mucho más sencillo. Además, permite que la estética de la cama sea más elegante, puesto que los pliegues se mantienen firmes.

Saco nórdico con botones

El saco nórdico con botones también es muy popular. Este modelo cuenta con pequeños botones en la parte inferior, que aseguran que el nórdico no se desplace. Aunque no es tan sencillo de colocar como el modelo anterior, estéticamente es muy atractivo.

Saco nórdico con fuelle

Por último, el saco nórdico con fuelle es una opción tradicional. Este cuenta con una bolsa en la parte inferior que cubre el nórdico. Si bien no es tan estético como los otros, es sumamente práctico para aquellas personas que mueven mucho durante la noche.

Tamaño del saco nórdico

Otro de los factores que debes tener en cuenta es el tamaño del saco nórdico. Para elegir el adecuado, es necesario que consideres el tamaño de la cama y, especialmente, el tamaño de la colchoneta.

Saco nórdico para cama individual

Si tu cama es individual, deberás elegir un saco nórdico cuyas dimensiones sean 90x190/200 cm.

Saco nórdico para cama doble

En el caso de las camas dobles, el tamaño del saco nórdico dependerá de las dimensiones de la colchoneta. En general, se recomienda elegir un modelo de 150x190/200 cm o de 180x200 cm.

Materiales del saco nórdico

Otro de los aspectos más importantes a la hora de elegir el saco nórdico adecuado es el material. A continuación, te explicamos las opciones más comunes.

Algodón

El algodón es uno de los materiales más populares en los sacos nórdicos. Este aporta comodidad y suavidad, al mismo tiempo que permite que la piel respire.

Fibra sintética

Las fibras sintéticas son muy prácticas, especialmente para aquellas personas que padecen alergias. Además, son bastante económicas.

Plumón

El plumón es uno de los rellenos más caros, pero también es uno de los más cómodos y duraderos. Si tienes un presupuesto amplio, es una excelente opción para asegurar el descanso.

Cómo lavar el saco nórdico

Finalmente, es importante que sepas cómo lavar el saco nórdico de manera adecuada. En general, se recomienda lavar en frío y con pocas vueltas. Además, es importante que no uses suavizantes que puedan dañar las fibras del nórdico. Esperamos que esta guía te permita elegir el saco nórdico más adecuado para ti. Y recuerda, un buen descanso es clave para una vida saludable.