Tips para elegir el tamaño correcto de saco nórdico para tu cama

Introducción:

Los sacos nórdicos se han convertido en una solución muy práctica para nuestro hogar ya que no solo son una amenidad para nuestro confort, sino que también son una opción ecológica y económica. Además, su diseño con costuras laterales permite que el relleno del saco no se mueva y no hará que pasemos frio durante la noche. Pero, ¿cómo saber qué tamaño de saco nórdico se ajusta a nuestra cama?

Tipos de camas:

Antes de hablar sobre el tamaño del saco nórdico, debemos saber qué tipo de cama tenemos para saber qué medidas debemos buscar. En el mercado existen varios tamaños de camas:

  • Cama individual: este tipo de cama es la más pequeña de todas y mide 90x190cm.
  • Cama doble o matrimonial: suelen medir 135x190 cm o 150x190 cm.
  • Cama queen size: las medidas más comunes son 160x200 cm o 180x200 cm.
  • Cama king size: mide de 200x200 cm o 200x220 cm dependiendo del fabricante.

Tamaño de saco nórdico para cada tipo de cama:

Cama individual:

Para este tipo de cama, el tamaño perfecto de saco nórdico es de 90x190 cm. Este tamaño permitirá que el relleno del saco no se mueva durante la noche y cubrirá nuestra cama de manera que no habrá desniveles en el colchón. Si deseas un saco nórdico más grande, es importante saber que siempre debe mantenerse a la misma medida que la cama, de lo contrario nuestro colchón quedará al descubierto y no tendremos el confort deseado.

Cama doble o matrimonial:

Para este tipo de cama, se recomienda un saco nórdico con medidas de entre 135x190 cm a 150x190 cm. Esto permitirá que el saco nórdico abarque nuestro colchón y que no se mueva durante la noche. Además, debemos tener en cuenta que estos sacos nórdicos pueden venir con dos fundas nórdicas para evitar disputas por el edredón en una cama de dos.

Cama queen size:

En una cama queen size, el tamaño de saco nórdico perfecto es de 160x200 cm o 180x200 cm. Este tipo de saco nórdico es ideal para este tipo de cama y se adapta perfectamente a ella, proporcionando una noche de descanso cómoda, cálido y sin frío. Además, su diseño con una única funda nórdica agiliza la tarea de hacer la cama y proporciona un diseño más estético y organizado.

Cama king size:

Para este tipo de cama tan grande, se requiere de un saco nórdico de mayores dimensiones. Se recomienda un saco nórdico con medidas de 200x200 cm o 200x220 cm. Estas medidas permitirán que la cama se sienta completa y no tengamos que lidiar con el ajuste incómodo de la funda nórdica durante la noche. Este tamaño de saco nórdico garantiza una noche de sueño confortable y plácida, sin desplazamientos del edredón y con un calor hogareño que a todos nos gusta.

Conclusión:

La elección correcta del tamaño del saco nórdico es imprescindible para una buena noche de sueño. Debemos asegurarnos de saber qué tipo de cama tenemos para poder elegir el tamaño adecuado del saco nórdico. En resumen, un saco nórdico que se adapta bien a nuestra cama proporcionará la comodidad y el calor adecuados durante toda la noche.